• mindfulness

    ¿Cuánto tiempo nos dedicamos a nosotros mismos? Lo cierto es que una vez retomada la rutina, el trabajo, la familia y las tareas domésticas no dejan mucho espacio para la meditación, también conocida como mindfulness. Sin embargo esta es, junto al deporte, una de las herramientas más eficaces para acabar con el estrés, mejorar la productividad y vivir de forma saludable.

    La mente y el cuerpo están conectados, y quienes practican el mindfulness, o incluso el yoga, lo han podido comprobar. Como explican los fundadores de Ecosistema Deportivo, Fernando Blaya y Jose Vicente Cabas, es importante crear ecosistemas saludables que permitan a la persona desarrollarse y crecer personal y profesionalmente. Sin embargo, a veces se necesita un ‘coach’ que ayude a interiorizar los beneficios de estos procesos: “Unir el coaching y el ‘mindfulness’ con la actividad física, dirigida y controlada por especialistas, permite a la persona la interiorización de su propio objetivo, validando su esfuerzo, la superación y la adquisición de hábitos saludables y creencias potenciadoras”.

    En este sentido, los expertos aseguran que introducir el mindfulness dentro de la rutina, como un elemento más de ella, puede resultar increíblemente beneficioso a corto y a largo plazo, mejorando la productividad en el trabajo o, incluso, las relaciones sociales. Estas son, según Ecosistema deportivo, las ventajas que se obtienen con la meditación.

    1. Ayuda a reducir el estrés. Dedicar unos minutos del día a meditar reduce los niveles de cortisol, la hormona se libera con el estrés y la ansiedad. Por lo tanto, al acabar la sesión, la persona se encuentra mucho más relajada.
    2. Elimina el insomnio. Según un estudio, la gente que practica mindfulness a diario muestra un mejor control sobre las emociones y los comportamientos. Lo que unido a la reducción de los niveles de estrés, facilita el sueño.
    3. Protege el cerebro. “El mindfulness, aumenta el tamaño de los telómeros, unas estructuras que se relacionan directamente con el envejecimiento y el desarrollo de ciertas patologías asociadas a la vejez”, explican los fundadores.
    4. Mejora la concentración. Mediante el entrenamiento de la conciencia y la capacidad de atención, la meditación promueve un mejor control de los procesos mentales facilitando tareas como la memoria o la concentración.
    5. Desarrolla la inteligencia emocional. Ecosistema Deportivo defiende el papel del mindfulness en el conocimiento de uno mismo: “Permite indagar en nuestro interior y mostrarnos tal y como somos. Con su práctica se mejora la autoconciencia y el autoconocimiento, ayudándonos a evolucionar internamente”, concluyen los expertos.

    Mas información en http://www.elmundo.es/yodona/2016/01/21/569fa26cca47411f5b8b4613.html