• Respira

  • Lo primero que hacemos al venir al mundo es respirar y no dejamos de hacerlo hasta el último día de nuestra existencia. Ocurre de forma automática, sin que seamos realmente conscientes de ello, y constituye nuestro principal alimento, ya que sólo podemos resistir sin oxígeno unos pocos minutos.

    La respiración, a pesar de su aparente simplicidad, no la tiene en absoluto.
    Reacciona ante todo lo que sucede en nuestras vidas: ya estemos contentos, relajados o en plena actividad, la respiración se adapta a nuestro ritmo, haciéndose más lenta o más agitada en función de éste.
    Para obtener los beneficios del yoga es fundamental respirar correctamente.
    De hecho, la práctica de las asanas conlleva ser consciente de la propia respiración y, de esta forma, determinar su ritmo e intensidad (lenta o rápida; profunda o superficial), lo que se refleja en nuestro estado físico, emocional y mental.
    Y de la misma forma, nuestro estado anímico y físico marca cómo respiramos.
    Según la tradición china, todo en el universo está controlado por dos fuerzas opuestas y a la vez complementarias: yin y yang, de cuyo equilibrio depende el buen funcionamiento de todo en el universo. En el hombre, estas energías discurren por diferentes canales internos, y deben permanecer equilibradas para su bienestar físico y anímico. Sin embargo, pueden aparecer bloqueos energéticos a causa de tensiones, y de esta manera impedirse una circulación fluida de la energía. Si respiramos correctamente durante la realización de las asanas, podemos eliminar estos bloqueos.
    Esta energía vital que se haya en el interior de nuestro cuerpo puede obtenerse del aire que respiramos. Mientras que la respiración normal nos permite absorber una pequeña cantidad de ella, la que se realiza durante las asanas llena nuestras reservas.

    Esta energía, llamada kí en japonés y chi en chino, recibe en sánscrito el nombre de «prana» y los ejercicios yóguicos de respiración, «pranayamas».

     

     

  • Respira Fitness

    En Respira Fitness creemos que :

    "La respiración es una de las cosas más importantes en Yoga. La respiración regula su estado mental, sus emociones, su concentración, etc. Si usted tendría que escoger en aprender solamente una cosa en Yoga, escoga aprender a respirar.“Si tu controlas la respiración, controlaras todas las situaciones en la vida” –Yogi Bhajan
    Si la respiración afecta nuestro estado mental, emociones, concentración, niveles de estrés, y sueño. El aprender a respirar de la forma correcta nos hará sentirnos más sanos, calmados, y preparados para afrontar situaciones estresantes. Además le hace a uno sentirse incluso mejor. La forma correcta de respirar es empujar el abdomen hacia fuera en la inhalación, y dejarlo volver hacia adentro en la exhalación.
    Yoga - Como Respirar Apropiadamente :El diafragma es la membrana que separa los pulmones del estomago. Cuando nosotros respiramos nuestros pulmones se llenan de aire empujando el diafragma hacia bajo lo cual hace que el abdomen salga hacia afuera. En la exhalación el abdomen vuelve hacia dentro de una forma natural (sin empujar).Para estar seguros de una respiración correcta debes dividir la respiración en tres partes, bajo abdomen, medio abdomen y alta pecho.Cuando inhalamos, primero tenemos que llenar con aire el bajo abdomen, luego el medio abdomen y lo ultimo el pecho. Cuando exhalamos el aire del pecho va primero, luego el aire del medio abdomen y por ultimo el aire del bajo abdomen. Físicamente empujamos el abdomen fuera cuando inhalamos y lo metemos cuando exhalamos aunque cuando lo haces correctamente no es necesario empujar el abdomen hacia dentro. Es hecho sin esfuerzo. No hay otra manera de que vuelva hacia dentro.Es lo mismo que cuando llenamos un vaso de agua (inhalación). La primera cosa que se llena es el fondo del vaso (bajo abdomen) luego la mitad del vaso (medio abdomen) y lo último seria el tope del vaso (pecho). Cuando bebemos el vaso de agua (exhalación). Primero bebemos el agua del tope (pecho) Segundo el agua que hay en la mitad del vaso (medio abdomen) y por ultimo el agua del fondo (bajo abdomen).
    Debido a la presión social a la mayoría de la gente respira de la forma contraria.Los estudios nos muestran que hay alrededor de un 40% de personas que respiran incorrectamente. Respirando de una forma incorrecta por largos periodos de tiempo, se pueden desarrollar en el futuro diferentes enfermedades.Si conscientemente forzamos el abdomen fuera en la inhalación alrededor de tres veces tu cuerpo lo empezara a hacer de manera natural.
    El cerebro sigue la respiración. Si tú eres capaz de respirar de 1 a 4 veces por minuto se dice que experimentaras el llamado “estado meditativo”. Una inhalación y una exhalación se cuentan como uno. No se trata de mantener la respiración dentro o fuera, se trata de respirar largo y profundo. Muy despacio, usando la total capacidad de tus pulmones y exhalando completamente.La mejor manera de llegar a esto es poco a poco. La capacidad de los pulmones empieza a extenderse y como consecuencia tu mente consigue calma, mas balance, puedes concentrarte mejor y por tanto tomar mejores decisiones.
    La magia comienza cuando dominas la exhalación. Parece que durante la inhalación la mente se calma y uno puede sostener una respiración larga, sin ahogos. Pero durante la exhalación hay una urgencia natural por expulsar el aliento fuera e inhalar de nuevo lo más rápido posible. Cuando esta tendencia natural se logra calmar la persona consigue una paz interior. Esta persona puede acceder (al alto) estado de la conciencia."